Identifícate

¡Ya me acuerdo!

Te hemos enviado el código de recuperación por e-mail. Puedes seguir el enlace en el mismo e-mail o introducirlo a continuación.

¡Recuerdo mi contraseña!

¿Cuáles son las características de la decoración industrial?

23 FEBRERO 2019

La decoración industrial es un estilo donde el acero y la robustez de los elementos muestran su esplendor. El metal, el hormigónm, el ladrillo al desnudo y el orden son elementos clave en la decoración industrial que tanto triunfa en ambietnes urbanos. ¡Si lo tuyo es la decoración industrial y quieres darle un cambio radical a tu casa, no dudes en leer estos artículos del blog! 

Muchos objetos de uso cotidiano que se han convertido ya en clásicos que vinieron inspirados por él como el uso del metal en toda clase de elementos, las paredes desgastadas, los cables a la vista o los suelos sin pulimentar. Un estilo que nació por casualidad, o casi, cuando los espacios industriales abandonados tras la gran crisis económica del 29, antiguas naves a oficinas, empezaron a transformarse en viviendas en la década de los 50.

1. Colores sobrios

No te vamos a descubrir nada nuevo, si te gusta el estilo industrial ya sabrás que se caracteriza por los colores sobrios en los que dominan la gama de los grises pero también los blancos, negros,marrones, metálicos y la madera.  Si todo esto te resulta demasiado frío y quieres algo más de color los tonos azules y naranjas también le van bien pero en sus tonalidades más fuertes.  

2. El metal

Es uno de los materiales que más importancia ha cobrado gracias al estilo industrial. Las ventanas de las antiguas oficinas e incluso a veces las puertas estaban hechas de este metal. La combinación de hierro o acero con cristal es la forma perfecta de separar espacios dándoles un aire industrial pero sin cargar el espacio demasiado. Hoy en día se ha vuelto a poner de moda en casa para crear espacios con personalidad industrial, incluso en la ducha.Si no disponemos de grandes ventanales ni de separadores metálicos podemos apostar por otros elementos. El metal se utiliza para todo tipo de objetos de uso cotidiano. Quizás uno de los más comunes sean las lámparas pero también las mesitas auxiliares, las estanterías, las sillas, mesitas de centro… . El metal además es más ligero visualmente por lo que puede ser perfecto para que espacios pequeños no se vean tan cargados y abarrotados. 

 3. Ladrillo y cemento

El cemento y el ladrillo sin pulimentar ni embellecer se han convertido en un elemento esencial. En la creación de los espacios industriales se tendía a usar los materiales más baratos y sencillos, sin embellecer pues no se consideraba necesario.En esencia se mantienen en su estado natural con las paredes sin acabar o esa era la idea…aunque ahora hemos creado este tipo de materiales expresamente para dar la sensación de que no están cuidadas cuando en realidad son materiales totalmente nuevos. ¿Sorprendente? Quizás. Pero el resultado es realmente bonito.

4. Madera en estado puro

Sin duda, el estilo industrial introdujo una nueva forma de entender los materiales, por si mismos, en su propia belleza incluso ajada por el tiempo. La madera es uno de esos materiales que la decoración industrial adopta y nos permite aportarle un poco de calidez a entornos que tienden a ser demasiado fríos e incluso un poco opresivos. La madera es un elemento cálido que contrasta con los blancos, grises, negros y metálicos propios del estilo industrial.¡Apuesta por ella!

5. Estructuras protagonistas

En la decoración industrial original las estructuras quedaban a la vista. Tanto vigas como tuberías o cables se podían  ver claramente y es uno de los elementos que han perdurado en su esencia. Hoy en día incluso se les da protagonismo pintando las vigas de algún color. Y como vimos no hace mucho el hecho de dejar los cables a la vista vuelve a estar de moda.

 

decoracion industrial
decoracion industrial
estilo industrial
estilo industrial
estilo industrial
estilo industrial